X Reunión de centros culturales de América y de Europa I

X Reunion de centros culturales de América y Europa
X Reunion de centros culturales de América y Europa

La X reunión de la red de centros culturales de América y de Europa comenzó el pasado martes 9 de mayo de 2011 y se está desarrollando en el Centro Cultural General San Martín de Buenos Aires, por invitación de su directora general, la profesora María Victoria Alcaraz. La reunión tiene por tema: “centros culturales: comunicación y nuevas tecnologías”. El programa incluye presentaciones de los centros culturales miembros de la red, ponencias de expertos, además de las reuniones internas propias a toda red, dejando también lugar a visitas especializadas a los principales centros culturales de Buenos Aires y participan más de sesenta miembros. Concluirá el próximo viernes 13 de mayo.

Formo parte de la red desde hace ya cinco años, como miembro profesional, puesto que me interesa mucho el funcionamiento de estos equipamientos culturales tan proteiformes, tan variados, que se puede definir “a la negativa”, es decir que no son museos, pero presentan exposiciones; no son cines, pero proyectan cortos y largometrajes; no son bibliotecas, pero cuentan con recursos documentales, libros y revistas; no son teatros, pero presentan variados espectáculos; no son centros de congresos, pero acogen conferencias, charlas, ponencias…; no son centros de formación, pero organizan talleres, cursos…

Dado el tema de la reunión, preparé una breve presentación de un ejemplo de centro cultural enfocado en las artes digitales recientemente abierto en París, la Gaîté Lyrique.  Es importante señalar que se había invitado a su director, Jérôme Delormas, pero no pudo venir a Buenos Aires dado el ritmo de trabajo tan intenso que tiene esta etapa de apertura del centro, que abrió sus puertas al público el pasado 2 de marzo. Dado el interés de este proyecto, consideré que era pertinente presentar en breve sus características y hacer una serie de comentarios sobre una conferencia a la que asistí, “Les Rencontres Culture Numérique (RCN) – mediación y tecnologías digitales en los equipamientos culturales” que tuvo lugar en la propia Gaîté Lyrique, la semana pasada, el 3 y 4 de mayo.

En esta nota les propongo un resumen de la presentación de la Gaîté Lyrique, mientras que en otra próxima incluiré mis comentarios sobre la conferencia RCN.

La Gaîté Lyrique (Revoluciones digitales)

Antecedentes

El centro cultural de la “Gaîté Lyrique” se ubica en pleno corazón de París, a un costado del Conservatorio de Artes y oficios, en un edificio renovado que data de 1862, es decir, es de la misma época que el Théâtre de la Ville y el de Châtelet.  El repertorio del teatro incluía operetas de Jacques Offenbach o puestas en escena de Silva Monfort, pero no corrió con la misma suerte que dichas instituciones con el paso del tiempo y cayó en el abandono progresivamente. Hace dos décadas, un proyecto privado consistió en usar el edificio como un centro de diversiones infantiles, pero fue un gran fracaso financiero y patrimonial: la sala de estilo italiano fue completamente destruida y la decoración modificada de manera grosera. El Ayuntamiento de París decidió en 2002, después del triunfo de Bertrand Delanoë en las elecciones locales, venir al rescate de este edificio histórico y definió que se convertiría en un centro dedicado a las artes en el contexto de las revoluciones tecnológicas digitales. Para ello, el concejal Christophe Girard y la dirección de cultura de la ciudad trabajaron con un consejo de expertos en la definición del proyecto en cuanto al contenido y se convocó a concursos públicos para su administración así como para la renovación y adaptación de las instalaciones a dicho proyecto. De esta manera, simultáneamente a las obras, un equipo trabajó en el desarrollo de la programación.

La Gaîté Lyrique es un establecimiento público del Ayuntamiento de París, confiado por delegación de servicio público a una empresa (Société de Gestion de la Gaîté lyrique SAS (SGGL SAS), cuyos accionarios son naïve, letroisièmepôle et INEO, filial de GDF SUEZ). El director artístico es Jérôme Delormas y el administrador general es Alain Herzog.

Características del contenido del proyecto artístico

El proyecto subraya la dimensión artística-creativa y no tan enfocada a la componente tecnológica como podría ser la de otros centros (ZKM Karlsruhe). Se estará pendiente de la redefinición permanente de los campos artísticos y culturales inducida por las prácticas digitales. Su ambición: ser un lugar de referencia.

Se define por un amplio espectro creativo. Se insiste en el carácter interdisciplinario de su orientación incluyendo la música, el diseño gráfico, los juegos de video, el cine, el teatro, la danza, la moda, el diseño y la arquitectura…

La gama de creadores invitados va de los artistas confirmados a nivel internacional a los artistas emergentes, que participarán en residencias de creación en sus espacios técnicos, en sus estudios de producción y en sus salas de difusión.

La programación prevista incluye a lo largo del año:

  • exposiciones temáticas, conciertos, performances, espectáculos multimedia… actualmente se presenta la exposición de Mike Pyke y sus amigos llamada “Super computer romantics” y próximamente en el verano habrá toda una serie de actividades en torno a la cultura del skateboard y el espacio público (18 de junio al 7 de agosto).
  • invitaciones a:
    • dos ciudades al año, como Berlín (Festival Berlin Next!) y Estambul en 2011
    •  festivales reconocidos o precursores así como a casas productoras o marcas en el campo musical y digital
  • Eventos recurrentes (mensuales, bimestrales, trimestrales, etc.) como las tardeadas de los domingos, talleres, conciertos, espectáculos…
  • Producciones para niños y adolescentes
  • Ciclos de conferencias y de proyecciones (cortos y largometrajes, documentales, videoclips)

Con respecto a la inauguración, se concibió una programación especial de 5 días, con actos gratuitos bajo reservación, el público era guiado por grupos artísticos entre instalaciones de video, sonoras, interactivas, como si se tratara de un videojuego, o podían presenciar una performance de un grupo de danza, y asistir a los 20 conciertos.

En cuanto a los públicos, señalan que naturalmente se dirigen a la generación de 15-35 años que se caracterizan por ser tanto consumidores como productores o actores de la cultura digital (digital natives). Pero no solamente, el proyecto buscará también a los habitantes del barrio, los estudiantes, las familias… tiene en este sentido un original enfoque local de proximidad no muy común en París (llevo más de seis años viviendo a dos minutos de la Opéra Comique y jamás se han acercado a nosotros los habitantes del quartier). Más allá de los públicos apasionados por las nuevas tecnologías o habituados a frecuentar los lugares culturales, el centro se enfoca a todos, incluyendo a los turistas. El centro de recursos por ejemplo es de libre acceso. Para las personas de edad avanzada, hay proyectos específicos, como un taller de creación de contenidos para personas mayores de 77 años (en cooperación con la Maison des métallos): “Hype(r)olds: bandas de mayores conectados”. Es un proyecto que requiere mucho diálogo, importancia de la mediación.

Entre sus estrategias de comunicación, cabe destacar la producción de un magazine en inglés y francés consultable en el sitio web, descrito así: “explora formas inéditas, se desarrolla con su público, prolonga los experimentos generados en el edificio. Lugar de encuentros, intercambios, de interactividad, descubrimientos y espacio de creación”. Asimismo, ha decidido tener una presencia natural y duradera en los medios sociales (que incluyen a las redes sociales). Han definido tres pilares para esta acción:

  • La continuidad de la misión cultural (en el sentido de la democratización cultural)
  • La participación a la dinámica de las conversaciones on-line (servicio post-venta)
  • Lo social CRM (Administración de las comunidades, ya existentes)

Señalan que su estrategia se inspira y alimenta de las empresas privadas más innovadoras en todos los sectores (citaron el ejemplo del aeropuerto de Heathrow), y en las prácticas del sector cultural de la mediación cultural y relaciones con los públicos.

Al interior de la institución no fue necesario evangelizar puesto que es la naturaleza misma del proyecto, contrariamente a otras instituciones preexistentes.

Características de las instalaciones

El proyecto de renovación y adaptación es de la arquitecta Manuelle Gautrand. Funcional, modulable, contemporáneo pero respetuoso de su historia y ambiente. La superficie total del edificio es de 13.000 m² de los cuales 9.500 m² son utilizables. Cuenta con 7 niveles, 5 abiertos al público y 2 esencialmente administrativos y para la creación artística. La fachada y la recepción histórica fueron restauradas mientras que diversos nuevos espacios fueron creados: dos salas modulables (una grande para 750 personas de pie o 300 sentadas y una pequeña para 100 personas), un auditorio (130 lugares), espacios de exposición y estudios de creación y de producción (1 de grabación o para ensayos, 1 de grabación, 3 estudios multimedia para montaje de video, sonido y creación gráfica). Cuenta también con un centro de recursos único en Francia, una sala de video-juegos, dos cafés y una boutique. La capacidad global es de 1.400 personas.

Se incluyó una serie de 70 módulos llamados “éclaireuses” que son una especie de cabinas multi-usos semi-abiertas. También diversos “racimos” en forma de dodecaedros que sirven como asientos, lámparas…

La insonorización de los espacios es un aspecto esencial, respondiendo a un modelo de cajas que se imbrican a la manera de las muñecas rusas.

Presupuesto de obras y funcionamiento

El presupuesto de las obras fue de €63 millones, y el costo total fue de €85 millones, financiados por el Ayuntamiento de París, con el apoyo de la Región Ile-de-France (€9,9 millones).

El presupuesto anual de funcionamiento para 2012 será de €9,5 millones, con la participación anual del Ayuntamiento de €5,5 millones.

Tiene una política de mecenas. Entre ellos, se encuentra Philips (socio de honor) y Nespresso (Gran Socio).

Comentario final

Gran parte de esta información fue obtenida a través del dossier de prensa de la apertura del centro, disponible en francés y en inglés. Comporta también parte de los comentarios realizados en la conferencia RCN por parte de los representantes del centro.

No ha pasado todavía suficiente tiempo para hacer una primera evaluación crítica de lo que ha sucedido en la práctica en esta joven institución, así que seguiré con atención sus actividades para aprender de este modelo que busca responder al contexto actual y futuro de las revoluciones digitales.

Réunion de mobilisation autour du futur Programme Culture de l’UE

«We are more«, tel est le nom de la campagne lancée il y a quelques semaines par le réseau «Culture Action Europe» et qui a organisé une réunion de mobilisation à la Maison de l’Europe de Paris vendredi 22 avril en partenariat avec le Relais Culture Europe. Il s’agissait de rappeler l’importance du soutien à la campagne alors que le budget de l’UE se décide en ce moment et que tous les secteurs sont en concurrence afin de voir leurs programmes reconduits voire augmentés… mais ils courent aussi le danger de disparaître en ce contexte de crise économique régnante.
Les intervenants représentaient différentes institutions culturelles: le Ministère de la Culture et de la Communication, le Syndeac (Syndicat national des entreprises artistiques et culturelles), le Forum européen des politiques architecturales et Les Rencontres (association des villes et régions de la Grande Europe, où je travaillais avant de devenir indépendant).
Le nombre de signatures de soutien au Manifeste atteignait hier seulement +/- 6,500 personnes dont environ 9% de français.
Je vous invite à vous joindre à nous car nous ne pensons pas que la Culture soit la cerise sur le gâteau dans la qualité de vie du citoyen. Les coupes budgétaires infligées par les municipalités et les régions européennes aux projets culturels se généralisent! Et cela se vérifie aussi au niveau des États, il suffit de citer le cas des Pays Bas et du Royaume-Uni.
Il est intéressant de noter que des personnes non européennes signent aussi le Manifeste. Je pense que cela montre que ce programme est important aussi au niveau symbolique car de nombreux espaces de coopération dans le monde pourraient s’en inspirer. Mais plus concrètement, ce programme cofinance des projets de coopération avec des pays tiers. Cette année c’est le cas du Mexique, en 2008 ce fut le tour du Brésil et 2012 sera l’année pour l’Afrique du Sud. Tellement d’opportunités qui ne verraient certainement pas le jour sans ce programme!
Il faut montrer que nous sommes nombreux pour faire pression auprès de la Commission européenne et les parlementaires européens. Si non, comme le soulignait la co-directrice du Festival d’Avignon, «We are morts»… Il est toujours temps de modifier la tendance et donner toute sa place à la Culture!!
Je vous tiendrai au courant des évolutions de la campagne…

Le site présente les actualités, des images et un blog.

Reunión de movilización sobre el futuro del Programa de Cultura de la Unión Europea

Act for Culture in Europe
Act for Culture in Europe

La cita era en la Casa de Europa de París el viernes 22 de abril a las 14 horas para informar y motivar a los participantes a unirse a la campaña «We are more, act for culture in Europe» que es promovida por la red europea «Culture Action Europe«. Esta sesión a nivel francés fue organizada con el apoyo del «Relais Culture Europe» (Punto de información en Francia sobre la Cultura en los programas de la Unión Europea) y la mesa de ponentes contó con representantes de diversas instituciones, como el Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, el Syndeac (Sindicato nacional de las empresas artísticas y culturales),  el «Foro europeo  de políticas arquitectónicas» y «Les Rencontres«, Asociación de ciudades y regiones de Europa para la Cultura (por cierto que yo trabajaba para ella antes de independizarme). Considero que había más de cien personas, la sala estaba repleta. Como siempre, el Director del Relais Culture Europe, Pascal Brunet, fue un moderador claro y preciso.

En estos momentos se está negociando el presupuesto de la Unión Europea (UE) para el periodo 2014-2020. Esto quiere decir que se plantea el futuro de los programas de apoyo en todos los sectores, entre ellos el de la Cultura, que podríamos decir tiene una situación delicada porque todavía hoy debe continuar defendiendo su valor en términos de su contribución a la realización de los objetivos de la UE. Aunque tienen el mérito de existir, los programas «Cultura 2000» (2000-2006) y el actual «Cultura» (2007-2013) realmente han contado con un presupuesto bastante reducido para las ambiciones que tenemos (artistas, instituciones, agentes culturales y ciudadanos).

Como todos sabemos, el contexto económico es difícil y está afectando seriamente al campo cultural (los recortes presupuestarios a la Cultura en los municipios y regiones son generalizados y también a nivel de los países, baste con citar los sonados casos de los Países Bajos y el Reino Unido, entre otros). De ahí que se tema mucho por el futuro del apoyo a la Cultura a nivel de la UE.

En este sentido, la red «Action Culture Europe» ha lanzado hace unos meses una campaña que se llama «We are more» que se apoya en un manifesto que les invito a leer y en las firmas de apoyo a esta campaña que servirá para hacer presión sobre la Comisión Europea y  los diputados del Parlamento Europeo que tienen en sus manos la negociación del presupuesto.

Yo les invito a sostener esta campaña firmando en el sitio de la campaña. Quizás se puedan preguntar si vale la pena firmar sin ser habitante o residente en la Unión Europea. Me parece que es importante porque el Programa no solamente ha apoyado proyectos de cooperación inter-europea, cada año se realiza una convocatoria para apoyar proyectos entre participantes de la UE y de otros países (Third countries/ Pays Tiers). Quizás no sepan que en este año se impulsa precisamente proyectos con México y que con Brasil fue en 2008… el año próximo es el caso de Sudáfrica. Yo sé que mi amiga Victoria Contreras de México ya ha firmado… y hay firmantes de Costa Rica, Argentina, Brasil, entre otros países de América Latina. El apoyo de ciudadanos no europeos se podrá interpretar como un reconocimiento a este programa abierto al mundo. Este también es un ejemplo de cooperación cultural bastante poco frecuente a nivel internacional, que sirve de ejemplo y sería realmente lamentable que se reduzca o desaparezca por completo.

Hasta hoy van aproximadamente 6500 firmas. Es poco. La reunión de hoy tenía el objetivo de incitar a que hagamos una mayor difusión de la campaña. Se prepara una «ofensiva» especial para que los artistas firmen en masa. El peligro de contar con poco apoyo es que se respalde a los detractores de la inversión en la cultura. Como decía la Co-Directora del prestigioso festival de Aviñón, Hortense Archambault, presente en la reunión: si no se movilizan suficientes personas, «We are morts», haciendo un juego de palabras con la pronunciación de «morts» que en francés significa «muertos» y que es bastante cercana a «more» en inglés. Es decir que si no «somos más», «estaremos muertos».

Seguiré al pendiente de la campaña y les contaré su evolución. Entre tanto, el sitio de la campaña tiene también un blog con las novedades, la lista de los firmantes, imágenes e información interesante.

Bibliothèques, aéroports et terroristes…

Il y a quelques semaines, de retour de Mexico vers Paris, j’avais une escale d’un peu plus de trois heures à l’aéroport de Schiphol. L’idée ne m’était pas désagréable car je me souvenais que cet aéroport a une zone d’activités plutôt intéressantes, je ne veux pas parler des magasins, mais de l’existence d’un mini-musée d’accès gratuit présentant des œuvres du grand musée Rijksmuseum, d’un espace lounge et, en particulier, d’une mini-bibliothèque.

Ainsi, j’ai pu voir l’exposition de peintures sur les hivers néerlandais. Juste à côté de l’accès au mini-musée se trouve la bibliothèque, un espace ouvert avec des tables et des chaises design, une collection variée de livres dans diverses langues, bref, un lieu très agréable compte tenu qu’il s’agit d’un aéroport.

Sur une table, mon attention a immédiatement été attirée par un exemplaire du catalogue de la collection d’estampes japonaises du Musée Van Gogh. Les estampes japonaises faisant partie de mes passions, je n’ai pas hésité à m’asseoir et à examiner chaque oeuvre présente dans le catalogue et à lire les descriptions.

Fait curieux: quand j’étais au Mexique, mon oncle m’avait parlé de son enquête approfondie sur la source du livret de l’opéra Madame Butterfly. Il avait trouvé qu’une œuvre de Pierre Loti appelée «Madame Chrysanthème» était à son origine. Grâce au catalogue, j’ai appris que Van Gogh avait lu «Madame Chrysanthème» dans une version qui comportait des illustrations, parmi lesquelles des portraits de moines bouddhistes (Bonzes). Van Gogh a été inspiré par ceux-ci pour peindre un auto-portrait à la manière d’un moine bouddhiste, dédié à son ami d’alors, Paul Gauguin.

J’étais en train de profiter de ce moment, un peu flottant, un peu perdu par le décalage horaire, sentant le poids des séparations et du long trajet. Le temps passait vite car j’étais concentré sur la lecture du catalogue. Environ une heure et quart s’était écoulée quand soudain est venue brutalement me faire descendre de mon nuage une jeune agent dont le gilet jaune fluorescent pouvait probablement être vu à des centaines de mètres … Je pense que je la regardais comme si je voyais un extraterrestre lorsque de sa bouche est sortie une phrase très gutturale, j’ai compris alors qu’elle parlait en néerlandais … Déduisant de ma surprise que je n’étais pas exactement un local, elle m’a sommé en anglais de lui montrer ma carte d’embarquement. J’avoue que je n’ai pas fait un visage aimable: son attitude policière venait de me tirer violemment de ma lecture concentrée. Quoi qu’il en soit, je lui ai montré la carte, elle a rempli un formulaire et nous ne nous sommes pas dits au revoir quand elle est partie.

En tout cas, je me suis dit que dans ce monde d’attaques terroristes, passer plus d’une heure à lire dans la bibliothèque d’un aéroport est suspect! C’est drôle de voir que ce qui semblait être une bonne idée pour promouvoir la lecture et fournir un service aux passagers  peut également constituer aujourd’hui une menace pour la sécurité. Le fait de lire dans la mini-bibliothèque peut être interprété comme une étape de la réalisation d’une attaque. Terroristes et lecteurs, même combat…

Bref, j’ai décidé de m’approcher de ma porte d’embarquement… là où lire le journal, pour ne pas dire les magazines people et les faits divers, ne soulève pas de soupçons.

Vous le savez maintenant, ne soyez pas surpris si on se méfie de votre lecture à la bibliothèque de l’aéroport de Schiphol. Cela signifie seulement que vous êtes peut-être mal intentionné… Ou, lisez, mais pas longtemps …

Quelle manière originale de promouvoir la lecture!

De Bibliotecas, aeropuertos y terroristas

Hace algunas semanas, regresando de la ciudad de México hacia París, tenía una escala de poco más de tres horas en el Aeropuerto de Schiphol. La idea no me era desagradable porque recordaba que este aeropuerto tenía una zona de actividades interesantes, no me refiero a las tiendas, sino a que en él hay un mini- museo de acceso gratuito con obras del excelente Rijksmuseum, espacios lounge y en particular una mini-biblioteca.

Así pude ver la exposición de pinturas sobre los inviernos holandeses. Justo al lado del acceso al mini-museo, está la biblioteca, un espacio con algunas mesas y sillas, una variada colección de libros en diversas lenguas, en resumen, bastante placentero considerando que se trata de un aeropuerto.

Sobre una de las mesas, inmediatamente atrajo mi atención el catálogo de la colección de estampas japonesas del Museo Van Gogh. Como las estampas japonesas forman parte de mis pasiones, no dudé en sentarme y examinar minuciosamente cada obra presente en el catálogo y leer su descripción. Curiosamente, estando en México, mi tío me había comentado que estaba realizando una investigación detallada sobre el origen del libreto de la ópera Madame Butterfly y que había llegado a encontrar que tenía por origen una obra de Pierre Loti llamada «Madame Chrysanthème». La coincidencia es que gracias al catálogo me enteré de que Van Gogh había leido esta obra que contaba con ilustraciones, entre las cuales había unos retratos de unos monjes budistas o «bonces». Van Gogh se inspiró de ellos para hacerse un autoretrato a la manera de un bonzo, que dedicó a su entonces amigo Gauguin.

Estaba realmente disfrutando este momento, flotando un poco, un poco perdido por el cambio de horario, sintiendo el peso de las despedidas y lo largo del viaje, y el tiempo pasaba rápidamente pues estaba muy concentrado en la lectura del catálogo. Así pasó una hora y cuarto más o menos, cuando vino brutalmente a bajarme de la nube una joven agente del aeropuerto cuyo chaleco amarillo fluorescente podía seguramente verse a cientos de metros de ahí… Creo que la miré como a una extraterrestre cuando de su boca salió una frase extremadamente gutural, por lo que deducí que hablaba neerlandés… Comprendiendo por mi cara de sorpresa que no era yo precisamente un local, me pidió en inglés que le mostrara mi carta de embarque. Confieso que no le hice una cara muy amable, su actitud policíaca me sacó violentamente de la concentración de mi lectura. En fin, le mostré el papel, ella llenó un formato y no nos despedimos cuando se marchó.

El caso es que deduje que, en este mundo de atentados y terroristas, el pasar más de una hora leyendo en una biblioteca de un aeropuerto es sospechoso! Qué curioso que lo que me parecía una buena idea para promocionar la lectura y dar un servicio al viajero pueda hoy también significar una amenaza a la seguridad. La lectura en la mini-biblioteca puede ser interpretada como un pretexto en la realización de un atentado. Terroristas y lectores, mismo combate…

Finalmente, el hecho me desconcentró y decidí acercarme a mi sala de embarque. Donde leer el diario, por no decir las revistas de novedades de artistas y sociales, no despierta sospechas.

Ya saben, no se sorprendan si se desconfía de su lectura en la biblioteca del aeropuerto de Schiphol. Solamente significa que pueden ser terroristas… O si no, lean, pero poco tiempo…

Vaya qué manera de promocionar la lectura!